Thursday, April 14, 2011

Retrato de Lorca muriendo












Socorro.
Me tiemblan las manos.

Las arañas ya no avanzan
en su camino de seda.

Cuando desperté
ya no había Dios
solo gotas de tinta.

Socorro.
No dejes morirme apartado
de este solo mundo nuestro.

Ahora, desde la noche
llora
el viejo silfo.

Con su rostro de universo
es una sombra que va
a ninguna parte.

El hombre no es azul
y mi absoluto silencio
es como un cisne.

© Yosie Crespo


Amigos: Comparto con ustedes el poema ganador del 1er premio al Concurso de Poesía  
Juvenil Federico García Lorca. Gracias a todos por leerme.