Thursday, December 4, 2014

POEMA DEL BUEN DOLOR


















No son labios son gaviotas
valientes navíos
estoy a un tris de nacer en otro cuerpo
la usura de gritar a golpe
lo dice el ruido, la lluvia
y luego el calor que esta vez
quizás sea lo mismo
irme, como en el poema
dejar la voz contra el muro de concreto
cómo intento entrar en la memoria
con más fuerza, pequeña
la ciudad y el volcán del otro lado
cuestan la sal de la vida
me siento a esperar demasiados silencios
estoy adentro en otro cuerpo
y el sudor entra en la casa
de la calle catorce
donde he plantado este jardín
para después qué hacer con las flores
las blancas noches
en donde no pasan las horas y el amor,
cerca del agua
hacia nada suavemente
esta es la hora de la luna inoxidable
estar allí y aquí menos
es el canto del buen dolor
la semilla suspendida
el parentesco con la misma enfermedad,
la poesía misma.


© 2014, Yosie Crespo