Saturday, October 12, 2013

SENSACIONES AL MIRAR UNA PUERTA CASI ABIERTA




Hay puertas que solo se abren
para mirar a pescadores
que arropan sus almas cautivas.

Son puertas que de puentes están hechas.



Van con la única ilusión
de ser atravesadas por el mar
y despiertan a la mitad de la vida
cuando la humedad les ha robado el don
de inventar el camino.

Hay puertas que conozco
e intuyen en mi al gran león.

Pero nada son porque la sangre austera
avanza segura sobre la existencia.
Porque el anzuelo pone flores que me obligan
a esperar el turno de los que duermen en paz.

Y una gran llave nunca olvida la manera
que yo tengo de morir temporalmente.

Y termina siendo cada instante que he perdido
cada instante que me enseña
todo lo que un hombre necesita saber
para no terminar siendo:

Un número que galopa veloz cuando llaman a la puerta,
un fenómeno de la naturaleza que alza su copa y brinda
por la mañana que no llegará
por la noche repleta de todas las cosas que están así de mal
por la sed de los que saben que van a morir
y aún conservan la esperanza de mutar en un poema.


 ©Yosie Crespo
Poema publicado en Septiembre, 2013

No comments:

Post a Comment